¡Trabajamos en toda España! | +34 91 879 55 28 | consultas@dmol.es

+34 91 879 55 28 | consultas@dmol.es

Fibrocemento: que es, peligros, normativa, retirada

Te contamos qué es el fibrocemento, su historia y usos, la normativa aplicable en España, los peligros para la salud y el medio ambiente, así como las medidas necesarias para su manipulación y eliminación segura ¡Todas tus dudas resuelta!
Todo sobre el fibrocemento
Tabla de contenidos

¿Qué es el fibrocemento?

El fibrocemento es un material compuesto principalmente por cemento que es muy utilizado como elemento constructivo de muchas edificaciones. Esta mezcla de cemento, refuerzos de fibras y otros agregados, le confiere una combinación de aislamiento, durabilidad y resistencia al fuego muy buena. Sin embargo tiene un “pero” muy grande y es que uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es su relación con el amianto, también conocido como asbesto o uralita.

Durante décadas, el amianto se utilizó como componente en la fabricación de fibrocemento, sin embargo, se ha demostrado que la exposición al amianto representa graves riesgos para la salud, incluyendo enfermedades respiratorias graves como el mesotelioma y el cáncer de pulmón. En respuesta a estos riesgos, muchos países, incluida España, han prohibido el uso de amianto en la fabricación de nuevos productos de fibrocemento.

En la actualidad, se han desarrollado tecnologías para fabricar placas de fibrocemento sin amianto, lo que permite cumplir con la normativa y prohibición de materiales con amianto que se estableció en España en 2002. Estas nuevas alternativas sin amianto conservan muchas de las propiedades del antiguo fibrocemento y resultan una gran solución como sustitutivo. El problema es que aún existen en España muchos edificios que contienen fibrocemento con amianto, lo que plantea un gran desafio para poder erradicarlo.

En términos de propiedades, el fibrocemento es conocido por su resistencia a la intemperie, su durabilidad y su capacidad para resistir el fuego. Estas propiedades junto con sus bajos costes de producción lo hicieron muy popular durante décadas. Sin duda podría considerarse ideal para una variedad de aplicaciones dentro de cualquier edificio pero por supuesto, también presenta algunas desventajas, especialmente cuando se trata de la presencia de amianto dentro de ellos.

En resumen, el fibrocemento es un material versátil y duradero que ha sido ampliamente utilizado en la construcción, pero su antigua asociación con el amianto plantea preocupaciones significativas en términos de salud y seguridad. Es fundamental entender los riesgos para así poder tomar medidas adecuadas, considerando también las alternativas sin amianto disponibles en la actualidad.

Que es el fibrocemento con amianto

Historia del fibrocemento en España

El fibrocemento ha desempeñado un papel significativo en la historia de la construcción en España, especialmente desde la década de 1960. Durante este período de rápido crecimiento económico y urbanización, el fibrocemento se convirtió en un material ampliamente utilizado en una variedad de aplicaciones constructivas, desde techos y revestimientos hasta paneles de fachada y tuberías.

Una de las empresas más emblemáticas en la producción de fibrocemento en España fue Uralita S.L., fundada en 1907. Uralita se convirtió en un líder indiscutible en la industria del fibrocemento, no solo en España, sino también a nivel internacional. Sus productos se exportaron a numerosos países, contribuyendo así al desarrollo y expansión de la industria de la construcción en todo el mundo. Desde edificios residenciales hasta infraestructuras industriales, el fibrocemento dejó una huella significativa en el panorama arquitectónico y urbano de España durante décadas.

Sin embargo, a pesar de su éxito comercial, la historia de Uralita estuvo marcada por la controversia y la tragedia. Durante años, trabajadores y personas expuestas al amianto en instalaciones de Uralita desarrollaron enfermedades graves, incluyendo mesotelioma y cáncer de pulmón. Esta situación resultó en una serie de demandas y reclamaciones legales contra la empresa.

En 2014, Uralita se declaró en quiebra, en gran parte debido a su incapacidad para hacer frente al pago de indemnizaciones a trabajadores y personas afectadas por enfermedades relacionadas con el amianto. Esta trágica situación marcó el fin de una era en la historia del fibrocemento en España y subrayó la necesidad de regulaciones más estrictas y medidas de seguridad en la industria de la construcción.

¿Cómo se hacia el fibrocemento antes y como se hace en la actualidad?

Antes de la prohibición del amianto en la fabricación de materiales de fibrocemento, el proceso de producción implicaba la mezcla de cemento, agua y fibras de amianto en una pasta homogénea. Esta mezcla se moldeaba y prensaba para formar paneles, tuberías u otros productos, que luego se sometían a procesos de curado y secado para fortalecer la estructura del material. El amianto proporcionaba al fibrocemento resistencia al calor, a la corrosión y a la tracción, lo que lo convertía en un material popular en la construcción.

Sin embargo, debido a los graves riesgos para la salud asociados con la exposición al amianto, se han desarrollado nuevas tecnologías y procesos de fabricación para producir fibrocemento sin amianto en la actualidad. Estos procesos generalmente involucran el uso de otras fibras sintéticas, como fibras de vidrio o fibras de celulosa, como refuerzo en lugar del amianto. La mezcla de cemento y agua se combina con estas fibras y otros aditivos según sea necesario, y luego se moldea y prensa para formar los productos deseados.

Una de las principales diferencias entre el fibrocemento fabricado con amianto y el fibrocemento actual es el proceso de manipulación y seguridad asociado. La fabricación de fibrocemento con amianto requería medidas de seguridad estrictas para proteger a los trabajadores de la exposición al amianto durante la producción y manipulación del material. En contraste, la fabricación de fibrocemento sin amianto ha eliminado este riesgo, lo que hace que el proceso sea más seguro y cumpla con las regulaciones ambientales y de salud.

¿Para qué sirve el fibrocemento? Aplicaciones y usos comunes

Una de las aplicaciones más comunes del fibrocemento es en techos y cubiertas. Los paneles de fibrocemento ofrecen una excelente resistencia a la intemperie y durabilidad, lo que los hace ideales para proteger los edificios de la lluvia, el viento y otros elementos ambientales. Además, el fibrocemento es relativamente ligero en comparación con otros materiales de techado, lo que facilita su instalación y reduce la carga estructural sobre el edificio. Estas tipo de placas también son conocidas como uralita. Si crees que tienes amianto en el techo, aquí te dejo un post nuestros sobre amianto en tejados y cubiertas.

Otra aplicación importante del fibrocemento es en revestimientos de fachadas. Los paneles de fibrocemento pueden proporcionar aislamiento y una apariencia estética atractiva a los edificios, al tiempo que ofrecen protección contra la intemperie y durabilidad a largo plazo. Además, el fibrocemento puede ser pintado en una amplia gama de colores, lo que permite una mayor personalización y adaptación a diferentes estilos arquitectónicos.

Además de techos y revestimientos de fachadas, el fibrocemento también se utiliza comúnmente en paneles de pared, tuberías, tabiques, y elementos estructurales como vigas y columnas. Su resistencia al fuego y a la corrosión lo convierten en una opción ideal para aplicaciones donde se requiere seguridad antes condiciones extremas. También tenemos un post donde podrás informarte más si tienes tuberías de uralita en casa.

La decisión de utilizar fibrocemento en una estructura en particular se basa en una serie de factores, incluyendo la ubicación del edificio, las condiciones climáticas locales, los requisitos de diseño y las consideraciones presupuestarias. Por ejemplo, en áreas con alta humedad o exposición a la intemperie de frio o calor como en tejados y tuberias, el fibrocemento puede ser un elemento mejor que cualquier otro.

Aplicaciones y usos de fibrocemento

Diferencias entre fibrocemento y amianto: ¿Cómo distinguirlos?

Es fundamental comprender las diferencias entre el fibrocemento y el amianto, dos materiales que a menudo se confunden debido a su asociación histórica. El amianto es un mineral natural con unas grandes cualidades y, por otro lado, esta el fibrocemento que es un material compuesto de cemento reforzado con fibras de amianto, haciendo así que se mejoren sus propiedades. Dicho esto es comprensible que la terminología se use indistintamente, ya que uno depende del otro.

Por otro lado, esta la confusión de fibrocemento con amianto que se fabricaba antes y fibrocemento sin amianto que se hace en la actualidad. Una de las formas más sencillas de distinguir entre ellos es considerar la fecha de producción del material. Antes de 2002, es probable que el fibrocemento contenga amianto, ya que la prohibición de materiales con amianto se estableció en España en ese año. Por lo tanto, si el material fue fabricado antes de 2002, es importante tomar precauciones adicionales al manipularlo y considerar su retirada.

Peligros del fibrocemento con amianto

El fibrocemento con amianto ha sido una preocupación importante en el ámbito de la salud pública debido a los riesgos asociados con la exposición a las fibras de amianto. En esta parte, exploraremos en detalle los diversos peligros que presenta este material y como sabe si hemos estado o estamos ahora mismo expuestos a ese riesgo. Sin duda este es el punto más polémico y más comentado, se conoce que es peligroso desde hace más de 40 años pero aun así no se hace practicamente nada.

Riesgos asociados a la salud: Enfermedades

La exposición al fibrocemento con amianto puede tener consecuencias devastadoras para la salud, con enfermedades respiratorias graves en el centro de las preocupaciones. El mesotelioma, el cáncer de pulmón y la asbestosis son algunas de las enfermedades más comunes asociadas con la inhalación de fibras de amianto.

El mesotelioma es un tipo de cáncer agresivo que afecta a las membranas que recubren los órganos internos, como los pulmones y el abdomen. Se ha relacionado estrechamente con la exposición al amianto y puede tener un período de incubación de varias décadas, lo que dificulta su diagnóstico y tratamiento tempranos.

El cáncer de pulmón es otra enfermedad grave asociada con la exposición al amianto. Las fibras de amianto inhaladas pueden alojarse en los pulmones y causar cambios celulares que pueden llevar al desarrollo de células cancerosas. Los fumadores expuestos al amianto tienen un riesgo aún mayor de desarrollar cáncer de pulmón que los no fumadores.

La asbestosis es una enfermedad pulmonar crónica que se desarrolla debido a la inhalación a largo plazo de fibras de amianto. Estas fibras causan cicatrices en los pulmones, lo que dificulta la respiración y puede provocar síntomas como tos, dificultad para respirar y dolor en el pecho.

Peligros del Fibrocemento

¿Hasta cuando permanecen las fibras en el ambiente al quitar fibrocemento?

Uno de los aspectos más preocupantes de convivir con placas de fibrocemento con amianto es la liberación de fibras de amianto en el ambiente. Si dejas el fibrocemento sin tocar, el riesgo de inhalar las fibras es menor. Sin embargo, es importante tener en cuenta que si esta exposición continúa a largo plazo, podría generar problemas de salud debido a la acumulación de partículas microscópicas inhaladas.

El mayor peligro y la liberación de fibras ocurren cuando intentas manipular o retirar el fibrocemento. Las fibras de amianto pueden dispersarse en el ambiente y permanecer en el aire durante un período prolongado. La duración de este tiempo depende de varios factores, como la cantidad de material manipulado, las condiciones climáticas (donde la lluvia tiende a hacer que las partículas se depositen en el suelo) y el método de retirada utilizado. Por esta razón, es fundamental contar con empresas especializadas en amianto que garanticen la seguridad en todas las etapas del proceso.

Estas fibras pueden ser inhaladas no solo por la persona que manipula el fibrocemento, sino también por cualquier persona que se encuentre en las cercanías, lo que aumenta significativamente el riesgo de exposición y los problemas de salud asociados.

Es esencial implementar medidas de control de la contaminación del aire durante el proceso de retirada para minimizar la liberación de fibras de amianto y proteger la salud de los trabajadores y el público en general.

¿Cuando se prohibió el fibrocemento con amianto debido a lo peligroso que es?

La prohibición del amianto en la fabricación de fibrocemento fue un hito importante en la protección de la salud pública. En España, esta prohibición se estableció en 2002, en respuesta a las crecientes preocupaciones sobre las enfermedades que provoca la exposición al amianto. Su peligro se conoce desde los años 80 así que tardaron mucho más de lo que debían.

Esta prohibición no dice nada del fibrocemento que hay anterior a 2002. Para la retirada de este material prácticamente no se ha hecho ningún movimiento, lo que significa que muchos edificios todavía representan un riesgo significativo para la salud de quienes viven o trabajan en ellos.

¿Es seguro vivir o trabajar en un edificio que contiene fibrocemento?

La seguridad de vivir o trabajar en un edificio que contiene fibrocemento con amianto depende en gran medida de su estado de conservación. Si el fibrocemento se encuentra en buen estado y no está dañado, el riesgo de exposición es menor. Sin embargo, si el material está deteriorado o en forma friable, puede representar un riesgo significativo para la salud. En cualquiera de los casos y por precaución es mejor gestionar su retirada con una empresa experta en la retirada de fibrocemento.

Como identificar fibrocemento con amianto: pruebas y análisis

La identificación del fibrocemento con amianto es esencial para salvaguardar la salud de las personas expuestas a este material. A continuación, se detallan varios métodos y procedimientos que pueden emplearse para realizar esta tarea:

  • Inspección visual a distancia: Una inspección visual a distancia es un método inicial pero bastante valido, especialmente en sitios que se encuentran a la vista como tejados, cubiertas o bajantes exteriores. Observar el material desde la distancia puede proporcionar indicios visuales de la presencia de fibrocemento, como la textura y el color característicos. Sin embargo, es fundamental mantenerse alejado del material para evitar la exposición al amianto.
  • Examinar documentación del edificio: Consultar la documentación del edificio o cualquier registro de reformas realizadas puede proporcionar información útil sobre la presencia de fibrocemento con amianto. Si se sabe que el edificio fue construido o renovado antes de la prohibición del amianto en 2002 en España, existe una alta probabilidad de que contenga este material. La documentación también puede indicar si se realizaron remodelaciones que implicaron la eliminación del fibrocemento en algún momento.
  • Contratación de una empresa especializada: Si persisten dudas sobre la presencia de fibrocemento con amianto, es recomendable contratar los servicios de una empresa especializada en la gestión de amianto. Estas empresas cuentan con personal capacitado y equipamiento adecuado para realizar inspecciones detalladas. Además, pueden tomar muestras del material para análisis de laboratorio o realizar pruebas de aire para detectar la presencia de fibras microscópicas de amianto.
Identificación y reconocimiento del fibrocemento en el techo

¿Qué debo hacer si descubro fibrocemento en mi propiedad durante una reforma?

Descubrir la presencia de fibrocemento con amianto durante una renovación o remodelación puede ser una situación bastante más común de lo que pensamos y muy preocupante. Es fundamental tomar medidas inmediatas. Los pasos a seguir que recomendamos para esta situación son:

  • Detener las obras: En primer lugar, es crucial detener todas las obras y actividades que puedan implicar la manipulación del fibrocemento con amianto. Continuar con las obras sin las precauciones adecuadas puede aumentar significativamente el riesgo de exposición a las fibras de amianto y poner en peligro la salud de las personas.
  • Utilizar protección personal: Es esencial utilizar equipos de protección personal (EPIs) adecuados al manipular o trabajar cerca del fibrocemento con amianto. Esto incluye el uso de mascarillas respiratorias certificadas que puedan filtrar partículas de amianto, así como trajes de protección y guantes resistentes.
  • Contratar una empresa especializada en amianto: La manipulación y remoción de fibrocemento con amianto debe ser realizada por profesionales capacitados y autorizados. En España, solo las empresas especializadas en amianto están autorizadas para llevar a cabo estas tareas.

Las empresas especializadas en amianto cuentan con personal capacitado y experiencia en la gestión segura del amianto. Utilizan técnicas y equipos especializados para minimizar la dispersión de fibras de amianto y proteger la salud de los trabajadores y el público en general.

¿Es posible realizar la retirada del fibrocemento por cuenta propia?

La respuesta es un rotundo no. La manipulación, retirada, eliminación o transporte por cuenta propia está estrictamente prohibida. Esta medida se establece debido a los enormes riesgos que conlleva tanto para la salud personal como para el entorno donde se encuentra el material.

Los particulares no tienen el conocimiento ni la capacitación necesaria para llevar a cabo de manera segura la manipulación y eliminación del fibrocemento con amianto. Este proceso requiere técnicas especializadas, equipos de protección adecuados, material de encapsulado de amianto y un conocimiento profundo de las normativas de seguridad vigentes en España.

Además, realizar la retirada del fibrocemento por cuenta propia puede resultar en multas significativas. En España, las sanciones por la manipulación ilegal de amianto pueden variar desde los 400€ hasta los 800.000€, dependiendo de la gravedad de la infracción.

Empresas homologadas para retirar fibrocemento

En España, la retirada de fibrocemento con amianto está estrictamente regulada y solo pueden llevarla a cabo empresas homologadas que pertenezcan al Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA). Estas empresas son las únicas autorizadas para realizar este tipo de trabajos debido a la peligrosidad asociada al manejo del amianto.

Las empresas homologadas por el RERA deben cumplir con toda la normativa. Esto incluye la presentación de un Plan de Trabajo con Amianto, que detalla todo el proceso, las medidas de seguridad y traslado que se seguirá durante la manipulación y eliminación del fibrocemento. Además, estas empresas tienen la capacidad de solicitar los permisos correspondientes y cuentan con personal capacitado y certificado para llevar a cabo esta actividad.

Si la empresa sigue todas las normativas al pie de la letra, se reduce significativamente el riesgo de recibir una multa por la manipulación indebida de materiales con amianto. El organismo encargado de perseguir y denunciar cualquier actividad irregular es el SEPRONA.

Empresa experta en retirar fibrocemento

Subvenciones disponibles en España para la eliminación del fibrocemento con amianto

En España, existen diferentes programas de subvenciones destinados a promover la eliminación segura del fibrocemento con amianto en edificaciones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la disponibilidad y los requisitos para acceder a estas subvenciones pueden variar según la comunidad autónoma.


Las subvenciones para la eliminación del amianto suelen ser gestionadas por las autoridades locales de cada comunidad autónoma. Por lo tanto, es necesario solicitarlas en la comunidad donde se encuentra ubicada la edificación con fibrocemento con amianto.

Algunas comunidades autónomas, como Cataluña o Castilla y León, ofrecen subvenciones específicas para la eliminación del fibrocemento con amianto. Otras comunidades pueden proporcionar subvenciones adicionales si se opta por cambiar los tejados de fibrocemento por paneles solares u otras soluciones energéticas sostenibles.

Es importante tener en cuenta que la mayoría de las comunidades autónomas no están ofreciendo subvenciones para la eliminación del amianto, por lo que es necesario investigar y consultar con las autoridades locales para conocer las opciones disponibles en cada caso específico.

Alternativas seguras al amianto en 2024

En el año 2024, los tejados de fibrocemento tienen alternativas bastantes buenas y para todos los bolsillos si es que estas considerando su reemplazo:

Fibrocemento sin amianto
  • Paneles Sandwich para Techos: Los paneles sandwich se han convertido en una opción popular para reemplazar el fibrocemento en los tejados. Estos paneles, compuestos por capas de materiales aislantes y revestimientos exteriores, ofrecen una excelente resistencia, durabilidad y aislamiento térmico a un costo relativamente bajo.
  • Paneles Solares Integrados: Una alternativa más avanzada y sostenible es la instalación de paneles solares integrados en el tejado. Aunque inicialmente puede ser más costoso, esta opción proporciona beneficios a largo plazo al permitir la generación de energía renovable y la reducción de la dependencia de fuentes de energía convencionales.
  • Cubiertas Protectoras: Para aquellos que deseen mantener el fibrocemento existente en su tejado, una opción es instalar cubiertas protectoras diseñadas para evitar la liberación de fibras de amianto. Estas cubiertas proporcionan una barrera efectiva que previene la exposición al amianto y prolonga la vida útil del tejado.

Por otro lado, las tuberías y aislamientos de fibrocemento también cuentan con alternativas seguras y eficientes, como el PVC (policloruro de vinilo), el polipropileno, el PEX (polietileno reticulado), entre otros. Estos materiales ofrecen propiedades similares o superiores al fibrocemento en términos de resistencia, durabilidad y seguridad, sin los riesgos asociados al amianto.

Apúntate a nuestra newsletter sobre amianto

Últimos posts publicados:

Post sobre amianto

En dMol, somos una empresa experta en retirada de amianto, uralita y fibrocemento. Tenemos gran experiencia y profesionalidad.

¡Contacta ya mismo y obtén tu presupuesto sin compromiso!

Contacta si necesitas retirar amianto, uralita o fibrocemento

Solicita consulta y presupuesto para demolición o retirada de amianto

¡Pídenos presupuesto para retirar amianto, uralita y fibrocemento!

Rellena el formulario y una de nuestros técnicos se pondrá en contacto para poder entregarle un presupuesto personalizado sin compromiso

Abrir chat
1
dMol - Demoliciones y Amianto
¿Tienes dudas o quieres pedir un presupuesto? Abre el chat de WhatsApp y contáctanos