¡Trabajamos en toda España! | +34 91 879 55 28 | consultas@dmol.es

+34 91 879 55 28 | consultas@dmol.es

Asbesto: Qué es, peligros y retirada

Exploraremos a fondo el mundo del asbesto: desde su definición y composición hasta su presencia en España y los riesgos asociados con su exposición ¡Acompáñanos en este viaje sobre tan interesante sobre el asbesto!
Asbestos y amianto es peligrosos para la salud
Tabla de contenidos

¿Qué es el asbesto? Introducción al mineral y sus propiedades

¿Tú también te preguntas que es el asbesto? Es un tema que esta creciendo como la espuma y la gente sigue teniendo muchas dudas. No te preocupes porque aquí lo resolveremos todo.

El asbesto, también conocido como amianto, es un grupo de minerales naturales compuesto principalmente por fibras cristalinas. Este mineral ha sido ampliamente utilizado en diversas aplicaciones industriales y de la construcción debido a sus propiedades únicas y muy eficaces mientras está en buen estado. Es conocido por su resistencia al calor, su durabilidad y su capacidad para resistir la corrosión química. Sin embargo, a pesar de sus cualidades útiles, el asbesto, en los último años, ha sido objeto de preocupación debido a sus efectos perjudiciales para la salud de las personas.

Asbesto como mineral

El asbesto se encuentra en la naturaleza en forma de fibras largas y delgadas que se pueden separar en hilos flexibles. Estas fibras están compuestas principalmente por un grupo de 6 minerales de silicatos llamados actinolita, grunerita (amosita), antofilita, crisotilo, crocidolita y tremolita. Basicamente podemos decir que es magnesio y calcio. Esta unión de minerales, con una estructura cristalina, hace que el material resultante sea resistente y dificil de descomponer. Debido a esta estructura única, el asbesto ha sido ampliamente utilizado en una variedad de productos, desde materiales de construcción hasta componentes industriales y textiles.

Propiedades y características del asbesto junto con el cemento

Cuando se mezcla con cemento u otros materiales aglutinantes, el asbesto puede proporcionar fuerza adicional y resistencia a los productos finales. Esta combinación ha llevado a la creación de elementos tan comunes como las placas de asbesto-cemento (también conocida como uralita). Fueron utilizadas sobre todo en techos, tuberías y revestimiento de edificios. Las propiedades del asbesto, como su resistencia al fuego, sus bajos costes de producción y su capacidad para absorber el sonido, lo convirtieron en un material atractivo para una variedad de aplicaciones industriales y de construcción.

Sin embargo, a medida que se ha acumulado evidencia sobre los riesgos para la salud asociados con la exposición al asbesto, su uso ha disminuido considerablemente en muchas partes del mundo. En España por ejemplo está prohibido desde el año 2002. Es fundamental comprender tanto las propiedades beneficiosas como los peligros potenciales del asbesto. De esta manera podremos garantizar y proteger la salud pública.

Conoce que es el asbesto y todos sus secretos

Qué significado y origen tiene el término «asbesto»

A nivel de significado y origen, ambos términos tienen raíces en el griego antiguo. El término «asbesto» tiene profundas raíces etimológicas que reflejan su resistencia y durabilidad características. «Asbestos», que significa «indestructible» o «inextinguible», haciendo referencia a la capacidad del mineral para resistir el calor y el fuego. Esta denominación evoca la impresionante resistencia del asbesto a las altas temperaturas y su incapacidad para quemarse o desintegrarse.

Por otro lado, «amianto» proviene de «amiantos», que significa «incorruptible» o «inmaculado», refiriéndose a la durabilidad del mineral.

Donde se uso el nombre de asbesto y donde el de amianto

Esta diferencia en el término también está asociada a las preferencias del país donde te encuentres. «Asbesto» es el término preferido para países sudamericanos, como en Chile, Colombia y Estados Unidos. Por otro lado, «amianto» es más común en España y algunos otros países europeos.

Esta diferencia en la denominación refleja las preferencias regionales y lingüísticas. Es importante destacar que ambos términos se refieren al mismo mineral fibroso.

Historia del uso del asbesto en la industria española: Uralita S.L.

Uralita S.L. fue una empresa española que desempeñó un papel destacado en la industria del amianto durante gran parte del siglo XX. Fundada en 1907 en Cerdanyola del Vallès, Barcelona, Uralita se convirtió en uno de los principales fabricantes de asbesto-cemento en España y en el extranjero. Durante décadas, la empresa produjo una amplia gama de materiales de construcción, incluyendo tejas, tuberías, paneles y otros productos que contenían amianto.

Se convirtió en una de las empresas más importante de España y aun sabiendo de los peligros del asbesto siguió con su producción. Pasado los años y conociendo las consecuencias para la salud, Uralita S.L. se enfrentó a una serie de litigios relacionados con la exposición al asbesto y los efectos adversos para la salud de sus trabajadores y del público en general. En 2014, la empresa se declaró en quiebra debido al peso de las indemnizaciones por casos de enfermedades relacionadas con el amianto.

Fabricas de asbestos

Casos de fabricas de asbesto en otros paises

Además del caso de Uralita S.L. en España, hubo numerosas fábricas de asbesto en otros países que jugaron un papel importante en la producción y distribución de materiales de asbesto-cemento. Por ejemplo, en Chile, la empresa Pizarreño fue uno de los principales fabricantes de productos de asbesto durante décadas.

Otro ejemplo notable es el de la empresa James Hardie Industries en Australia, que fue una de las mayores productoras de productos de asbesto en el mundo durante gran parte del siglo XX. Sin embargo, la exposición al asbesto entre los trabajadores de estas fábricas y en las comunidades cercanas ha resultado en un alto número de casos de enfermedades relacionadas con el asbesto y demandas judiciales contra la empresa.

Estos son solo algunos ejemplos de fábricas de asbesto en diferentes países que tuvieron un impacto significativo en la industria y que enfrentaron desafíos similares relacionados con los riesgos para la salud y la responsabilidad legal.

Las fibras de asbesto: ¿Qué las hace peligrosas?

El asbesto, cuando se manipula o se deteriora, tiene el potencial de liberar fibras microscópicas en el aire. Estas fibras son extremadamente delgadas y pueden permanecer suspendidas en el aire durante largos períodos de tiempo, lo que facilita su inhalación y su penetración en los pulmones y otras partes del sistema respiratorio. La principal preocupación con estas fibras de asbesto radica en su tamaño y en su composición química, que las hace particularmente peligrosas para la salud de las personas.

Cuando el amianto se desgasta debido a la exposición al ambiente o a la manipulación física, como la perforación, el corte o el lijado, las fibras se liberan gradualmente. Este proceso puede ocurrir con mayor frecuencia en materiales de asbesto algo más viejos. Generalmente la vida útil esta en alrededor de 20 a 25 años. Cuando los productos de asbesto comienzan a degradarse y descomponerse naturalmente es cuando se vuelve peligroso, antes de esto no tiene porque ser un problema. Es importante destacar que este deterioro puede acelerarse significativamente por condiciones ambientales adversas, como la exposición a la intemperie, la humedad, la vibración y la abrasión.

La razón por la cual las fibras son tan peligrosas es su capacidad para penetrar profundamente en los tejidos pulmonares y causar daño a nivel celular. Además, las fibras de asbesto son extremadamente duraderas y pueden permanecer en el cuerpo durante décadas después de la exposición inicial, lo que aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con el asbesto incluso años después de la exposición inicial.

Las fibras de asbesto microscópicas son el peligro

¿Qué enfermedades causa el asbesto en la salud?

El asbesto, a pesar de sus propiedades útiles en la industria, presenta una serie de riesgos significativos para la salud humana debido a su toxicidad y su capacidad para liberar fibras peligrosas en el aire. La exposición al asbesto puede provocar una serie de enfermedades graves y potencialmente mortales, que pueden desarrollarse décadas después de la exposición inicial. Entre las enfermedades más comunes causadas por el amianto se encuentran:

Asbestosis

Una enfermedad pulmonar crónica causada por la inhalación de fibras de asbesto, que pueden provocar cicatrización del tejido pulmonar. Los síntomas incluyen dificultad para respirar, tos persistente y fatiga.

Cáncer de pulmón

La exposición al asbesto aumenta significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, especialmente en fumadores. Las fibras de asbesto pueden causar daño al ADN en las células pulmonares, lo que puede llevar al desarrollo de células cancerosas.

Mesotelioma

Un cáncer raro pero agresivo que afecta el revestimiento de los pulmones, el abdomen o, en algunos casos, el corazón. El mesotelioma está fuertemente asociado con la exposición al asbesto y puede desarrollarse décadas después de la exposición inicial.

Cáncer de laringe y de ovario

La exposición al asbesto también se ha relacionado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de laringe y de ovario, aunque estos casos son menos comunes que el cáncer de pulmón y el mesotelioma.

La gravedad de estas enfermedades y su pronóstico pueden variar dependiendo de factores como la duración y la intensidad de la exposición al asbesto. O por otro lado puede aumentar otros factores de riesgo como el tabaquismo. Todas estas enfermedades pueden ser devastadoras. Desde dMol subrayamos la importancia de tomar medidas preventivas para minimizar la exposición y promover prácticas seguras.

Riesgo para los pulmones por culpa del asbesto

Presencia de asbesto en España: ¿Cuál es la situación actual?

El asbesto ha sido ampliamente utilizado en España desde la década de 1960 hasta principios de la década de 2000, especialmente en la industria de la construcción y en diversos sectores industriales. Aunque el uso del amianto empezó a disminuir en la década de los 90 debido a las crecientes preocupaciones sobre sus efectos para la salud, todavía se encuentra presente en muchos edificios y estructuras en toda España. Casas, naves industriales, fábricas y la mayor parte de edificaciones españolas de más de 30 años pueden contener asbesto en sus materiales de construcción, lo que representa un riesgo potencial para la salud de los ocupantes y los trabajadores.

En la actualidad, algunas comunidades autónomas están llevando a cabo censos de amianto para determinar la extensión de su presencia en España. Sin embargo, las medidas para abordar este problema varían de una región a otra. Algunas comunidades, como Cataluña y Castilla y León, están ofreciendo subvenciones y apoyo financiero para la eliminación segura del asbesto en edificios y estructuras, mientras que en otras regiones, la ayuda es limitada o inexistente.

Prohibición en España del amianto

En 2002, España promulgó una legislación que prohíbe el uso de materiales que contienen amianto debido a sus riesgos para la salud. Esta prohibición significó que a partir de esa fecha, los nuevos edificios no podrían utilizar materiales con amianto en su construcción. Sin embargo, dado que muchos edificios y estructuras existentes aún contienen materiales con amianto, especialmente aquellos construidos antes de la prohibición, todavía existe un riesgo significativo de exposición al amianto en el entorno construido.

La prohibición del amianto en España marcó un paso importante hacia la protección de la salud pública y la seguridad de los trabajadores y la población en general. Sin embargo, la eliminación segura del amianto de los edificios existentes sigue siendo un desafío. Requiere una atención continua por parte de las autoridades y los propietarios de los edificios para garantizar un entorno saludable para todos.

Actualmente el asbesto en España esta así

¿Dónde se encuentra el asbesto en los edificios de España?

El asbesto puede encontrarse en una variedad de ubicaciones dentro de los edificios en España, tanto en residencias como en instalaciones comerciales e industriales. Aquí se detallan algunas de las áreas comunes donde puede encontrarse:

Techos y tejados

El asbesto fue comúnmente utilizado en la fabricación de tejas y láminas para techos debido a su resistencia al fuego y su durabilidad. Estos materiales de techo pueden contener asbesto en forma de fibras cementadas o como parte de un revestimiento superficial. Este tipo de cubiertas también son conocidas como placas de asbesto cemento y como fue el material de asbesto más utilizado luego hablaremos mucho más de él.

Paredes de las casas

En algunas construcciones antiguas, el asbesto se utilizó en la fabricación de paneles de pared y revestimientos para proporcionar aislamiento y resistencia al fuego. Estos paneles pueden contener amianto en forma de placas de asbesto-cemento o como parte de una mezcla de yeso.

Suelos y baldosas

Los pisos de vinilo o linóleo fabricados antes de la prohibición en la década del 2000 pueden contener asbesto en su respaldo o en sus adhesivos. Además, losetas de vinilo y productos de baldosas vinílicas pueden tener en su composición este mineral tan nocivo.

Tuberías y aislamientos

El asbesto se utilizó comúnmente como aislamiento para tuberías de agua caliente, calderas y sistemas de calefacción. También se encontraba presente en cintas de sellado y masillas utilizadas en sistemas de tuberías.

Equipos industriales y maquinaria

En entornos industriales, se utilizaba en la fabricación de equipos y maquinaria, como frenos, embragues, juntas y sellos. Estos componentes pueden liberar fibras de asbesto durante su uso o mantenimiento, representando un riesgo para los trabajadores. Es común su presencia en metros y trenes.

Se encuentra normalmente en este tipo de edificación

Es importante tener en cuenta que la presencia en edificios antiguos puede representar un riesgo para la salud si las fibras de asbesto se vuelven friables o se liberan al aire debido a la degradación o a la manipulación. Por lo tanto, es fundamental realizar evaluaciones adecuadas del riesgo y tomar medidas de control apropiadas al trabajar en edificios que puedan contener asbesto.

Impacto ambiental del asbesto

El asbesto, además de representar un grave riesgo para la salud humana, también tiene un impacto significativo en el medio ambiente. A medida que los materiales que contienen amianto envejecen o se deterioran, las fibras pueden liberarse al medio ambiente y afectar los ecosistemas circundantes de varias maneras:

  • Contaminación del suelo: La disposición inadecuada de materiales de construcción, como techos y tuberías, puede dar como resultado la liberación de fibras de asbesto en el suelo. Estas fibras pueden persistir en el suelo durante largos períodos de tiempo, lo que lleva a la contaminación del suelo y a la exposición potencial de la fauna y la flora a estas sustancias peligrosas.
  • Contaminación del agua: Las fibras liberadas en el suelo pueden eventualmente migrar hacia las fuentes de agua subterránea o superficial, contaminando las reservas de agua locales. Esto puede tener efectos adversos en los ecosistemas acuáticos y en la salud humana, especialmente en comunidades que dependen de estas fuentes de agua para consumo y riego.
  • Impacto en la biodiversidad: La presencia de asbesto en el medio ambiente puede afectar la biodiversidad al dañar hábitats naturales y provocar cambios en las poblaciones de especies animales y vegetales. La contaminación puede tener efectos directos en la salud y el comportamiento de la fauna silvestre, así como en la distribución de especies en un área determinada.
  • Procesos de bioacumulación y biomagnificación: Las fibras de asbesto pueden ser ingeridas por organismos vivos, donde pueden acumularse en los tejidos y provocar efectos adversos en la salud de los organismos. Además, a medida que estas sustancias se mueven a través de la cadena alimentaria, pueden concentrarse y magnificarse en los niveles tróficos superiores, lo que aumenta el riesgo de exposición para los consumidores finales, incluidos los seres humanos.
El impacto ambiental del asbesto es terrible

Paso a paso para la retirada de asbesto y amianto en España

La retirada segura y adecuada de materiales que contienen asbesto es un proceso complejo que requiere planificación cuidadosa y la participación de profesionales cualificados. A continuación, se presenta un resumen paso a paso del proceso típico de retirada de asbesto en España:

  • Identificación de materiales que contienen asbesto: El primer paso es identificar y evaluar la presencia de materiales que contienen asbesto en el edificio o la estructura. Esto puede requerir la realización de una inspección exhaustiva por parte de expertos en amianto para determinar qué materiales están presentes y en qué condiciones se encuentran.
  • Elaboración del presupuesto y planificación: Una vez identificados, se elabora un presupuesto detallado para la retirada segura y adecuada. Esto incluye calcular los costes de mano de obra, materiales, equipos de protección personal y eliminación correcta del material. También se desarrolla un plan detallado de trabajo que incluye los pasos específicos a seguir durante el proceso de retirada.
  • Preparación del Plan de Trabajo en amianto: Se prepara un Plan de Trabajo en amianto detallado, que describe las medidas de seguridad y los procedimientos específicos que se seguirán durante la retirada de asbesto. Este plan debe cumplir con todas las regulaciones y normativas aplicables en España y garantizar la protección tanto de los trabajadores como del público en general.
  • Preparación de la zona y control de contaminación: Antes de comenzar la retirada, se prepara la zona de trabajo para evitar la propagación de fibras a otras áreas circundantes. Se establecen barreras físicas y se utilizan sistemas de contención como cámaras de descontaminación para controlar la dispersión de fibras de asbesto durante el proceso de retirada.
  • Retirada del asbesto por personal cualificado: La retirada real del asbesto debe ser realizada por personal cualificado y capacitado en técnicas seguras de manipulación de amianto. Todo el personal involucrado en el proceso debe recibir formación adecuada sobre los riesgos asociados con el asbesto y el uso correcto de equipos de protección personal (EPI).
  • Encapsulado y transporte de los desechos de asbesto: Una vez retirado, los desechos se encapsulan de manera segura y se transportan a un vertedero homologado según lo estipulado por la normativa española. Es crucial cumplir con todos los requisitos legales y medioambientales para la eliminación adecuada de los residuos y prevenir la contaminación ambiental.
  • Control de calidad y seguimiento post-retirada: Finalmente, se realiza un control de calidad para verificar que la retirada se haya completado de manera segura y efectiva. Además, se lleva a cabo un seguimiento post-retirada para monitorear cualquier residuo residual de asbesto y asegurar que no represente un riesgo continuo para la salud humana y el medio ambiente.
Pasos para la retirada de asbesto

Es obligatorio quitar asbesto en España

En España, la eliminación de asbesto no es obligatoria por ley, pero es altamente recomendable debido a los riesgos para la salud asociados con la exposición. Es cierto que no existe una obligación legal. Para eliminar el asbesto, existen ciertas regulaciones y normativas que limitan su uso y establecen pautas para su gestión segura.

En particular, la eliminación obligatoria de asbesto se aplica solo a construcciones posteriores a 2002. Se supone que a partir de esa fecha, el uso de materiales que contienen asbesto debería estar prohibido. Sin embargo, para las edificaciones anteriores a esta fecha, no existe una obligación específica de eliminarlo.

La falta de obligatoriedad para la eliminación del asbesto en edificaciones anteriores puede deberse a varios factores. Entre estos factores están principalmente la no disponibilidad financiamiento para llevar a cabo este tipo de trabajos a gran escala. La eliminación puede ser costosa y compleja, y el gobierno y las comunidades autónomas pueden no tener los recursos necesarios para proporcionar subvenciones a la gente.

¿Quienes puede quitar asbesto en España?

Debido a los riesgos significativos para la salud asociados con la manipulación y eliminación del asbesto, su retirada está estrictamente regulada en España. Para cumplir con la normativa y garantizar la seguridad de los trabajadores y del público en general, se requiere un conjunto específico de medidas de protección, planificación y manejo especializado. En España, su eliminación está muy limitada y solo empresas específicas y homologadas pueden llevar a cabo este proceso de manera legal.

Un particular no puede

Es importante destacar que un particular no está autorizado para llevar a cabo la eliminación de asbesto en España. La manipulación de materiales que contienen asbesto sin la debida capacitación y equipo de protección puede representar un riesgo grave para la salud y el medio ambiente. Además, la ley establece que la eliminación ilegal puede acarrear multas significativas que van desde 400€ hasta 800.000€. Depende por supuesto de la gravedad de la infracción.

dMol es una empresa autorizada para quitar asbesto

Empresas pertenecientes al RERA

Las empresas que están autorizadas para llevar a cabo la retirada de asbesto en España suelen ser aquellas que pertenecen al Registro de Empresas con Riesgo por Amianto (RERA). Estas empresas han sido debidamente capacitadas, certificadas y homologadas por las autoridades competentes para realizar trabajos relacionados con el amianto de manera segura y legal. Poseen el equipo especializado, los conocimientos técnicos y los procedimientos adecuados para garantizar la eliminación segura y la gestión adecuada de los desechos de asbesto.

Placas de asbesto-cemento: Riesgos y consideraciones

Las placas de asbesto-cemento, conocidas comúnmente como uralita en España, han sido uno de los materiales más ampliamente utilizados en la construcción, especialmente como cubiertas de tejados y techos. Aunque inicialmente apreciadas por su durabilidad y resistencia al fuego, como ya hemos dicho antes, con el paso del tiempo estas placas tienden a volverse frágiles debido a la exposición a temperaturas extremas, lluvia y viento. Esta fragilidad conlleva el riesgo de liberación de fibras de asbesto en el aire, ya que el material se descompone, convirtiéndose así en un peligro potencial para la salud.

La ubicación en exteriores de estas placas las expone aún más a los elementos y aumenta su susceptibilidad al deterioro. Por lo tanto, es más probable que las fibras de amianto se liberen al aire, lo que aumenta el riesgo de inhalación y exposición para quienes trabajan o viven cerca de estructuras que contienen este material. Esta exposición puede tener consecuencias graves para la salud, ya que las fibras de asbesto inhaladas pueden causar enfermedades respiratorias graves, incluyendo el cáncer de pulmón y el mesotelioma.

Dada su prevalencia en muchas estructuras construidas durante décadas pasadas, es crucial tomar medidas preventivas. Realizar inspecciones regulares para detectar cualquier signo de deterioro en las placas de asbesto-cemento. Además, cualquier trabajo de manipulación o eliminación de estas placas debe ser llevado a cabo por profesionales capacitados. Es necesario tomar las debidas precauciones para minimizar la exposición y los riesgos asociados con el asbesto.

Ejemplo de Placas de asbesto-cemento y amianto

Tejados y techos de amianto

Los tejados y techos de amianto, fabricados con placas de asbesto-cemento, fueron ampliamente utilizados en la construcción durante décadas. Sus ventajas son la resistencia al agua, al fuego y su bajo coste. Los riesgos asociados con los tejados y techos de amianto incluyen la inhalación de fibras de asbesto durante la manipulación o el corte de las placas, así como la liberación de fibras al medio ambiente si los tejados se dañan o se descomponen.

Es fundamental tomar medidas de precaución al trabajar con tejados y techos de amianto para minimizar la exposición al asbesto y prevenir el riesgo de enfermedades respiratorias graves. Esto incluye utilizar equipo de protección personal adecuado, como máscaras respiratorias y trajes de protección, y seguir procedimientos de trabajo seguros para reducir la liberación de fibras de asbesto al aire.

Además, es importante realizar inspecciones regulares de los tejados y techos de amianto para detectar cualquier daño o deterioro. Tomar medidas correctivas de manera oportuna para prevenir la liberación de fibras. En caso de que se requiera su eliminación, debe ser llevada a cabo por empresas especializadas y certificadas en la gestión segura del asbesto.

Normativas y ley sobre el uso y manejo del asbesto en 2024

En el año 2024, las regulaciones sobre el uso y manejo del asbesto en España siguen siendo limitadas, con pocas disposiciones específicas en vigor. Una de las normativas más destacables es la prohibición del uso de asbesto en la fabricación de nuevos productos desde el año 2002. Esto significa que cualquier material que contenga asbesto y se encuentre en edificaciones construidas posteriormente a esta fecha debe ser eliminado de manera obligatoria.

Sin embargo, para las edificaciones construidas antes de 2002, no existe una obligación legal para la eliminación del asbesto. De todas formas se recomienda encarecidamente su retirada debido a los riesgos para la salud que representa. Además, según la ley, solo las empresas inscritas en el Registro de Empresas con Riesgo por Amianto (RERA) están autorizadas para llevar a cabo su eliminación, ya que deben seguir un procedimiento específico y garantizar la seguridad durante todo el proceso.

Otra disposición importante es que, antes de 2028, todos los edificios públicos en España deben estar libres de asbesto. Refleja un compromiso por parte del gobierno español para garantizar entornos seguros para los ciudadanos y los trabajadores. Además, la Unión Europea ha establecido el objetivo de eliminar por completo el asbesto en todos los países miembros para el año 2032. Cumplir esta meta parece difícil de cumplir debido a la persistencia del asbesto en muchas estructuras existentes.

Normativa y ley en España sobre la manipulación del asbesto

Alternativas actuales al asbesto y amianto en la construcción

Por supuesto, aquí tienes algunas alternativas actuales al asbesto y amianto en la construcción:

  • Fibra de vidrio: La fibra de vidrio es una alternativa popular al asbesto en la fabricación de materiales de construcción, como paneles para techos y aislamientos. Es resistente al fuego, duradero y no presenta los mismos riesgos para la salud que el asbesto. Dentro de este elemento se encuentran las tan populares paneles de sándwich.
  • Policarbonato: El policarbonato es un tipo de plástico transparente y resistente que se utiliza en la construcción de cubiertas de techos y tragaluces. Es una alternativa liviana y resistente a la intemperie aunque no tan eficiente como el asbesto. En este sentido pero cumple su función en aplicaciones donde se requiere transmisión de luz natural.
  • Materiales compuestos de aluminio: Los materiales compuestos de aluminio, como el panel de aluminio compuesto (ACP), se utilizan cada vez más en fachadas y elementos arquitectónicos. Son resistentes, duraderos y ofrecen una amplia gama de opciones de diseño.
  • Paneles de yeso sin asbesto: Los paneles de yeso sin asbesto son una alternativa segura y ampliamente disponible para la construcción de paredes interiores y techos. Están compuestos principalmente de yeso y papel recubierto y no contienen fibras de asbesto.
  • Materiales a base de resina epoxi: se utilizan en la fabricación de recubrimientos de suelos y paredes como una alternativa duradera y resistente al asbesto en entornos industriales y comerciales.
  • Placas solares: Las placas solares, también conocidas como paneles fotovoltaicos, están emergiendo como una alternativa ecológica y sostenible al asbesto en la construcción de techos. Estas placas convierten la energía solar en electricidad. Se puede reducir significativamente la dependencia de fuentes de energía no renovables y disminuir la huella de carbono.

    Estas son solo algunas de las alternativas disponibles al asbesto y amianto en la construcción. Es importante investigar y seleccionar el material más adecuado para cada aplicación. Ten en cuenta factores como durabilidad, resistencia, seguridad y requisitos de construcción específicos.

Apúntate a nuestra newsletter sobre amianto

Últimos posts publicados:

Post sobre amianto

En dMol, somos una empresa experta en retirada de amianto, uralita y fibrocemento. Tenemos gran experiencia y profesionalidad.

¡Contacta ya mismo y obtén tu presupuesto sin compromiso!

Pide presupuesto si necesitas retirar amianto y uralita

Solicita consulta y presupuesto para demolición o retirada de amianto

¡Pídenos presupuesto para retirar amianto, uralita y fibrocemento!

Rellena el formulario y una de nuestros técnicos se pondrá en contacto para poder entregarle un presupuesto personalizado sin compromiso

Abrir chat
1
dMol - Demoliciones y Amianto
¿Tienes dudas o quieres pedir un presupuesto? Abre el chat de WhatsApp y contáctanos