¡Trabajamos en toda España! | +34 91 879 55 28 | consultas@dmol.es

+34 91 879 55 28 | consultas@dmol.es

Amianto friable y no friable: Qué es, donde encontrarlos, peligros

Exploraremos en detalle qué es el amianto friable, dónde se puede encontrar, que lo diferencia del amianto no friable, los peligros que representa para la salud y regulaciones asociadas con su manejo y eliminación.
Amianto friable
Tabla de contenidos

Amianto friable: Qué es y usos

El amianto friable es una forma de amianto que se caracteriza por su fragilidad y capacidad de desmenuzarse en fibras pequeñas y fácilmente dispersables en el aire. A diferencia del amianto no friable, que se encuentra en una forma más sólida, el amianto friable se presenta más blando, débil, desgastado y muy fácil de romper, lo que lo convierte en un material mucho más peligroso a la hora de manipularlo.

El origen del amianto se remonta a su extracción de minas naturales, donde se encontraba en forma de rocas fibrosas. Debido a su resistencia al calor, al fuego y a la corrosión, así como a su capacidad para aislamiento térmico y acústico, el amianto friable fue ampliamente utilizado en una variedad de aplicaciones de la construcción durante décadas.

El problema es que el amianto friable, con el paso del tiempo se estropea y empieza a romperse con mucha facilidad. Al romperse libera al aire pequeñas fibras microscópicas que pueden ser respirables y como consecuencia fatales para la salud de las personas. Por norma general, los materiales con amianto tienen más posibilidades de estar en estado friable a partir de los 30 años de edad.

Retirando amianto friable en mal estado

Diferencia entre amianto friable y no friable

Al amianto podemos clasificarlo en dos categorías principales: friable y no friable. Estas categorías se refieren a las diferentes formas en las que el amianto se encuentra y cómo reacciona a la manipulación y el desgaste.

El amianto friable se caracteriza por ser fácilmente desmenuzable en fibras pequeñas y dispersables en el aire. Este tipo de amianto es más débil y quebradizo en comparación con el amianto no friable. Significa que puede romperse con facilidad, liberando fibras en el aire. En contraste, el amianto no friable se encuentra en formas más compactas y sólidas, como en cemento u otros materiales, y es menos propenso a desprender fibras en el aire cuando está intacto.

La principal diferencia entre estos dos tipos de amianto radica en su manejo y los riesgos para la salud asociados. El amianto friable presenta un mayor riesgo de exposición a las fibras de amianto, ya que puede liberar fácilmente partículas al aire cuando se rompe o deteriora. Por otro lado, el amianto no friable generalmente representa un riesgo menor, ya que las fibras están encapsuladas en materiales más sólidos y menos propensos a desprenderse.

Es importante tener en cuenta estas diferencias al identificar y manejar materiales que contienen amianto. Los métodos de eliminación y protección pueden variar según el tipo de amianto presente. Por ejemplo, si estás considerando la retirada de amianto y se encuentra en estado friable, es probable que recibas un presupuesto más alto por parte de la empresa de desamiantado en comparación con el amianto en estado no friable, debido a los mayores recursos y gastos necesarios para abordar su manipulación y eliminación.

Diferencia entre amianto friable y no friable

Cómo identificar el amianto friable en tu casa

Ya que el amianto friable es más peligroso que el no friable vamos a centrarnos mucho más en él. Identificar la presencia de amianto friable en tu hogar es fundamental para garantizar un ambiente seguro para ti y tu familia. Antes que nada, es importante destacar que el mejor método para determinar si tienes amianto friable en tu casa es contratando a una empresa especializada. Con su experiencia y equipos adecuados, podrás asegurarte al 100% de la presencia y estado del amianto, evitando riesgos innecesarios para tu salud.

Dicho lo anterior, aunque el amianto friable puede estar presente en una variedad de materiales, hay ciertos signos que puedes observar:

  • Textura desmenuzable: No intentes manipular el amianto, ya que está prohibido debido a sus riesgos para la salud. Sin embargo, si notas que el material tiende a desmoronarse fácilmente, dejando pequeñas fibras visibles en el aire, es probable que se trate de amianto friable.
  • Material desgastado: Busca materiales en la estructura de tu casa que te den sensación de desgastados, deteriorados o quebradizos, ya que el amianto friable tiende a descomponerse con el tiempo.
  • Inspección visual desde lejos: Examina áreas como el techo de uralita, el aislamiento de tuberías, revestimientos de calderas, paneles de techo y revestimientos de paredes en busca de signos de deterioro o desgaste. Realiza cualquier inspección desde una distancia segura para evitar la exposición directa a posibles fibras de amianto.

Si sospechas que hay amianto friable en tu hogar, es crucial tomar medidas de seguridad. Lo ideal es contactar a profesionales para una evaluación precisa. Si se confirma la presencia, solicita la retirada inmediata del amianto por razones de salud y seguridad.

Amianto friable de uralita en el techo de una nave

Donde se puede encontrar amianto friable en una edificación

El amianto ya sea en estado friable como no friable puede encontrarse en varias áreas de tu hogar, especialmente en aquellas construidas antes de que se implementaran regulaciones más estrictas sobre su uso en 2002. Lo normal es que el amianto friable este en sitios donde las condiciones meteorológicas o la manipulación humana lo hayan deteriorado o debilitado. De todas formas aquí te dejamos algunas áreas comunes donde podrías encontrar amianto friable con más facilidad:

  • Techos de uralita y revestimientos de paredes: Cubiertas en techos de uralita y revestimientos de paredes fabricados con materiales que contienen amianto pueden representar un riesgo. Los techos son zonas muy propensas a desgastarse por lo que podrás encontrarlo en estado friable.
  • Aislamiento de tuberías: El aislamiento de amianto se utilizaba comúnmente para envolver tuberías de agua caliente y de calefacción en el pasado. Otra zona que aunque más protegida de las inclemencias del tiempo, el paso del agua puede estropearla con más facilidad.
  • Revestimientos de calderas y hornos: El amianto friable se utilizaba para aislar térmicamente calderas y hornos, por lo que es importante inspeccionar estas áreas. El desgaste de estas áreas es parecido al anterior así que puedes encontrarlo en forma friable con mucha probabilidad.
  • Pisos y azulejos: Algunos pisos y azulejos más antiguos pueden contener amianto, con el paso del tiempo y según se va pisando y desgastando puedes llegar a convertirlo en friable.

Ya sea friable o no friable, el amianto puede estar en estos sitios de la edificación aunque los que te hemos dicho son los principales. La diferencia entre uno y otro es el estado en el que se encuentra: bien (no friable) o mal (friable).

Un particular no puede retirar amianto ya sea friable o no

Riesgos para la salud asociados con la exposición al amianto friable

La exposición al amianto presenta serios riesgos para la salud, ya que las fibras de amianto inhaladas pueden provocar enfermedades graves y potencialmente mortales. A continuación, analizaremos los principales aspectos relacionados con los riesgos para la salud asociados con la exposición al amianto:

– Síntomas y enfermedades relacionadas con el amianto

La inhalación de fibras de amianto puede conducir a una serie de enfermedades pulmonares y respiratorias, incluyendo:

  • Asbestosis: Una enfermedad pulmonar crónica que causa cicatrices en los tejidos pulmonares, dificultando la respiración.
  • Cáncer de Pulmón: El amianto es un carcinógeno conocido que aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.
  • Mesotelioma: Un cáncer agresivo que afecta a la membrana que recubre los pulmones, el corazón y otros órganos internos.
  • Cáncer de Laringe, Ovario y Otros: La exposición al amianto también se ha asociado con un mayor riesgo de desarrollar otros tipos de cáncer, incluyendo el de laringe, ovario y otros órganos.

– Qué hacer si has estado expuesto al amianto

Si sospechas que has estado expuesto al amianto friable, es crucial tomar medidas inmediatas para proteger tu salud:

  • Busca atención médica: Consulta a un médico especializado en enfermedades relacionadas con el amianto para una evaluación y seguimiento adecuados.
  • Informa a tu médico: Proporciona información detallada sobre la duración y el grado de exposición al amianto que has experimentado.
  • Sigue las recomendaciones médicas: Sigue cualquier tratamiento o protocolo recomendado por tu médico para gestionar los riesgos para la salud asociados con la exposición al amianto.
La exposición al amianto friable es muy peligrosa para la salud

– Consecuencias e Impacto Ambiental

Además de los riesgos para la salud humana, la exposición al amianto también puede tener graves consecuencias ambientales. Cuando el amianto se descompone y libera fibras en el aire, puede contaminar el suelo, el agua y el aire circundantes, afectando tanto a la salud de la fauna como a la flora local. La eliminación inadecuada de materiales que contienen amianto también puede contribuir a la propagación de la contaminación ambiental.

¿Es legal manipular el amianto friable por mi cuenta o debo contratar a un profesional?

Es importante comprender que la manipulación del amianto por parte de un particular, ya sea friable como no friable, está prohibida por la ley. Bajo ninguna circunstancia se debe intentar manipular o retirar el amianto friable por cuenta propia, ya que representa un grave riesgo para la salud y el medio ambiente.

En España, la legislación establece que solo las empresas que están registradas en el RERA están autorizadas para realizar trabajos relacionados con el amianto. Por lo tanto son las únicas que pueden manipular y eliminar este material. Estas empresas están capacitadas para cumplir con la normativa española en materia de seguridad y son las únicas que no serían sancionadas si realizan esta actividad.

Los trabajadores de estas empresas poseen la experiencia y la formación necesarias, así como las acreditaciones correspondientes, para llevar a cabo estos trabajos de manera segura y eficiente. Además, utilizan equipos de protección personal (EPIs) adecuados y cámaras de descontaminación para evitar la dispersión en el ambiente de las fibras de amianto durante el proceso.

Contratar a una empresa profesional garantiza que el trabajo se realice de acuerdo con los estándares de seguridad establecidos. De esta manera se minimizará el riesgo de contaminación ambiental. Además, estas empresas tienen la capacidad de gestionar adecuadamente los residuos de amianto, asegurando su eliminación en un vertedero autorizado especial para el amianto.

En resumen, la manipulación del amianto es una tarea que debe dejarse en manos de profesionales capacitados y autorizados. Intentar manipularlo por cuenta propia puede acarrear multas de entre 400€ y 800.000€ y, lo que es más importante, representar un peligro grave para la salud y el bienestar tanto de uno mismo como de quienes pasen cerca del amianto friable.

Para quitar amianto friable se deben tomar grandes medidas de seguridad

Normativas y regulaciones en España sobre la retirada y eliminación

La manipulación y eliminación del amianto friable y no friable están estrictamente reguladas por normativas y leyes tanto a nivel nacional como autonómico en España. Estas regulaciones tienen como objetivo proteger la salud de los trabajadores, de las personas que están cerca de ese amianto y el medio ambiente. El objetivo principal es garantizar la seguridad pública durante todo el proceso. A continuación, destacamos las principales normativas relacionadas con el amianto friable:

  • Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA): Solo las empresas debidamente registradas en el RERA están autorizadas para llevar a cabo trabajos relacionados con el amianto, incluida su manipulación y eliminación. Esto garantiza que las empresas cuenten con el conocimiento, la experiencia y los recursos necesarios para realizar estas tareas según la normativa vigente.
  • Plan de Trabajo con Amianto: Antes de iniciar cualquier trabajo que involucre la manipulación o eliminación de amianto friable, las empresas deben elaborar un Plan de Trabajo con Amianto. Este plan detalla el proceso de trabajo, incluidas las medidas de seguridad y prevención de riesgos. Debe ser aprobado por las autoridades competentes de cada comunidad autónoma antes de su ejecución.
  • Protección de los Trabajadores: Las empresas tienen la responsabilidad legal de proteger la salud y seguridad de sus trabajadores durante el desempeño de sus funciones. Esto incluye proporcionar equipos de protección personal adecuados, impartir formación. También se debe informar sobre los riesgos asociados y garantizar la vigilancia médica periódica de los trabajadores expuestos.

    Es fundamental que las empresas que trabajan con amianto friable cumplan estrictamente con estas normativas y regulaciones. De esta manera se evitan posibles sanciones y, lo que es más importante, se protegerá la salud y seguridad de los trabajadores y del público en general.

En dMol, nos enorgullece ofrecer servicios especializados en la manipulación y eliminación segura del amianto friable. Nuestro equipo de profesionales está debidamente registrado en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA). Esto garantiza que cumplimos con todas las normativas y regulaciones vigentes en España. Además, estamos comprometidos a proteger la salud y seguridad de nuestros clientes y trabajadores en todo momento.

Si te preocupa la presencia de amianto en tu hogar o edificación y estás buscando una solución segura y efectiva, ¡no dudes en contactarnos!. Estamos aquí para ayudarte a evaluar tus necesidades y proporcionarte un presupuesto detallado para tu amianto friable.

Apúntate a nuestra newsletter sobre amianto

Últimos posts publicados:

Post sobre amianto

En dMol, somos una empresa experta en retirada de amianto, uralita y fibrocemento. Tenemos gran experiencia y profesionalidad.

¡Contacta ya mismo y obtén tu presupuesto sin compromiso!

Contacta si necesitas retirar amianto, uralita o fibrocemento

Solicita consulta y presupuesto para demolición o retirada de amianto

¡Pídenos presupuesto para retirar amianto, uralita y fibrocemento!

Rellena el formulario y una de nuestros técnicos se pondrá en contacto para poder entregarle un presupuesto personalizado sin compromiso

Abrir chat
1
dMol - Demoliciones y Amianto
¿Tienes dudas o quieres pedir un presupuesto? Abre el chat de WhatsApp y contáctanos